divendres, 24 de juliol de 2009

Ayúdame.

"Ayúdame y tiéndeme la mano, no me dejes de lado...
Ayúdame y regálame tu mano, que me sirva de guía dentro de esta apoplejía que es la vida, que a veces me ciega, me zarandea y me pierde por el interior de una feroz y fría tormenta...
Ayúdame, deja que me aferre a tu mano, una mano que me llena de seguridad, dulzura y tibieza...de mil sensaciones mil veces buenas, mil veces únicas, mil veces serenas...
Ayúdame y deja que me agarre fuerte, que me agarre fuerte de tu mano que siento cómo mi pastor en la desidia, que siento cómo me cuida, cómo no me deja machar por un sendero lleno de engaños, repleto de amargas, sucias y duras mentiras...
Ayúdame...deja que tu mano acaricie la mía... deja que tus manos acaricien las mías, déjame sentir suavidad, ternura y alegría... déjame sentir la mano, las manos de mi amiga."

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada