dimecres, 20 de maig de 2009

ESCRIBIR

Una nueva aventura, donde las bases son las palabras, mandadas por sus capitanes, las ideas.  La batalla comienza. El olvido, el vacío atacan por los flancos, pero la seguridad, la confianza, mantienen bien las defensas.  De repente, sin que la imaginación se lo espere, ataca el vacío, la mente en blanco, pero las defensas se mantienen firmes y seguras.  No pensar, no juzgar, no evaluar. Tan solo abrir el techo de la mente y salir volando, ignorando la Ley de la Gravedad, ignorando a los demás, incluso ignorándote a ti mismo, así, desde el aire, dejándose llevar por los aparentemente aleatorios vientos, el ejército de las palabras vuelve a vencer, barriendo al silencio y al olvido, y creando, casi pariendo, un nuevo ente, el relato, el milagro de la conjunción armónica de palabras con un significado concreto y único.  Escribir es el más placentero de los actos creativos.  Entre la mente y el papel, tan solo el intermediario que es la mano, la cual, en los momentos de inspiración, se desconecta del cerebro y adquiere vida propia, un sentido nuevo.  Tan solo con papel y boli puedo crear. ¿Os dais cuenta? Crearlo todo a partir de la nada, como un dios, así, con d minúscula, que no busca grandes ideas, grandes conclusiones, tan solo crea y crea y crea, sin inicio, sin final

 JUAN CARLOS 28/IV/2009


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada